domingo, 12 de octubre de 2008

SU NOVIA ES VENEZUELA

Este título me lo inspiró un catalán muy agradable que conocí en una de las tontas y tantas esperas vividas en un aeropuerto nacional y que, muy al contrario de aquel "Turista Accidental" (la película norteamericana protagonizada por William Hurt), aparté mi periódico del rostro para entablar amena conversación con él.

Joaquín, que así se llama este curioso catalán que te suelta -al peor estilo de luisherrera- expresiones criollas con su marcado acento que se detiene exageradamente en las "eles", pronunciándolas con la punta de la lengua enrollada hacia el paladar, resultó ser un industrial que vivió 20 años entre nosotros, adaptándose de maravilla y pasándola gustosamente en esta pequeña Venecia. Casado con una coterránea y con cuatro hijos venezolanos y venezolanizados, Joaquín vuelve, presionado por las epilépticas circunstancias económicas (la coyuntura que dicen) y azuzado por su extensa familia de ultramar, a su Cataluña natal.

El hombre me lo refería con pesar, comentándome cuánto le dolió vender su factoría, su quintica y su añejo rústico donde él y los suyos recorrieron medio país, con el testimonio audiovisual que proporciona una "handycam" y el registro iconográfico de varios cientos de fotografías donde siempre aparecían ellos (los Castells, pues), en medio de una diversidad de paisajes contrastantes: el matrimonio mojándose frente el Salto Angel; los chamos dándose un chapuzón en Morrocoy; media familia en contraluz ante un ocaso en Juangriego; todos juntos asomándose de un vagón del teleférico merideño; la señora cabalgando un camello en los médanos de Coro; Joaquín cambiando un caucho en pleno puente sobre el Lago o bailando tambores en Barlovento... Eso y dejar atrás compadres y amigos, "mi familia criolla", decía, era lo que más lo "fregaba".

Ahora, trataba de animarlo yo ante su guayabo nacionalista in crescendo, nuestro compatriota nacido en la Barcelona primigenia tenía que trastocar hábitos de consumo y sustituir el aceite branca por el de oliva, la arepa por el pan, el diablito por el jamón serrano, el queso paisa por el manchego, el ron por el brandy y así sucesivamente. Eso o ingeniárselas para abastecerse, allá en la madrísima patria, de harina de maíz, caballito frenado, caraotas negras, el oso y mejor pongamos etcétera.

Ya no habría tampoco, protestaba él, su peña del 5 y 6, ni sus compinches del dominó, ni los terminales del kiosquito de la esquina, ni carnaval electoral, ni empanaditas de cazón, ni hallacas, ni el refresco de "colita" para sus hijos (sabor inventado aquí que, simplemente, no existe en ninguna otra parte del mundo), ni el jabón azul de panela que tanto usaba -en copretérito- su esposa, ni el popular olor a lavansán... Se acabarían para él, también, las proverbiales trancas de la autopista cuando aprovechaba para escuchar la radio a todo volumen y tararear las melodías de salsa, a voz en cuello, como un Oscar De León desteñido. Se despedía, además, este paisano de Serrat, de las colas kilométricas que hacía para renovar la licencia de manejar y la cédula, así como de toda esa indigestión de semáforos en rojo y calles en flecha.

¿Qué contra-argumentar?, pensaba yo, resistiéndome a la cruel tentación de, usando esa, su misma letra, componer un sarcástico bolero. Pues bien, a mí no se me ocurrió nada, ni mejor ni peor, que remitirlo a uno de esos kilométricos almacenes mayoristas (hiper-mercados, les dicen con eufemismos, club de grandes consumidores) que se pusieron de moda a partir del 27-F, para que comprara, en cantidades industriales, todos aquellos productos de la industria nacional que él y su familia iban a echar tanto de menos.

Cuando finalmente nos despedimos, a mí se me metió en la cabeza, fruto de la picaresca nacional, que Joaquín segurito lo que iba a extrañar era a alguna novia venezolana, morenaza ella y de ojos verdes, con nombre indígena y apellido sonoramente extranjero, producto socio-cultural del mestizaje policromático y enriquecedor que tantas bellezas de cetro y corona ha prodigado a esta deslumbrante tierra de gracia que maravilló y sedujo tanto a Joaquín como, en un principio, a Colón himself (y es curioso, pero nunca deja de sorprenderme cómo los venezolanos descubrimos nuestro terruño a través de los ojos de los demás, de ojos ajenos, ¿no?, que se convierten en propios con el tiempo).

Me imaginé entonces a Joaquín soñando en plan nostálgico con todo ese tropel de ejemplares vernáculos que pugnan por explotar y desbordarse de sus bluejeans apretadísimos en las cuñas de pantalones. Féminas siempre sonrientes y curvilíneas parecidas, sin duda, a la novia que el musiú veía clandestinamente entre semana. Pero luego rectifiqué y me dije, convencido, que no. Que la novia de Joaquín no era de carne y hueso. Que la novia de nuestro curioso y cabizbajo catalán era (o no era otra que) Venezuela.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

entre risas, me has hecho saltar las lágrimas

MANUEL ANGEL ARRIAS dijo...

Me enorgullece que en vez de la archiconocida de Yoani Sánchez o el multidisciplinario de Manuel Miranda, a quienes leo y admiro, sea más bien un venezoolano el que domine las votaciones del mejor blog latinoamericano en 20blog.
No conocía el blog y me parece muy interesante y original.
Saludos desde Maracaibo.

Antonio Alviárez dijo...

Un saludo desde Barcelona España, de otro exilidado. Mi voto para ustedes.

Saludos

Luz de Gas dijo...

Mejor que se ponga la careta porque no sabe donde se mete.

Por cierto:
¿quien es Javier Mariscal que todo el mundo habla de él?

Vota a Luz de gas Blog de Juan Duque en categoría Blogs Personales

TERESA VARGAS FERIA dijo...

SORRY
NO LO VI ANTES
DE TODAS FORMAS MI VOTA ES SUYO.

Mafalda dijo...

hola! te invito a que conozcas mi blog www.mimafalda.blogspot.com y me votes en http://www.20minutos.es/premios_20_blogs/resultado-busqueda/www.mimafalda.blogspot.com/

M@R dijo...

otro venezolano mas,,,
te encontre en 20minutos,,,
y desde luego votare por ti,,,
yo participo en erotico con y algo mas y mas
y con personal con entre-cielo-tierra
ya mismo busco para votar por ti,,,
soy venezolana tambien,,,

suerte,,,

Sexologo dijo...

Me gustó tu blog. Tengo familia materna en Caracas, y me gusta leer cosas sobre Venezuela. Ya te he dado mi voto para el concurso. Si quieres echar un vistazo al mío: http://sexoconsultas.blogspot.com/

Jeanfreddy El Irresponsable dijo...

Colocado en el post de 20Blogs http://irresponsabilidad.blogspot.com/2008/10/blogs-venezolanos-en-premios-20blogs.html

Andrés Schmucke dijo...

Hola, pasaba por aquí para echarle un vistazo a los nominados a los premios de 20 minutos. Aunque no estamos participando en el mismo renglón vine a pedir vuestra colaboración, solo pido un voto que no enriquece ni empobrece a nadie, claro que pido ese voto siempre y cuando te haya gustado lo que viste al pasar por mi espacio. Si no te gusto lo que viste pues no votes por mí.

Tremendo blog, un saludo.

Andrés Schmucke.